viernes, julio 22, 2011

Austeridad germánica


Uno siempre se imagina las comidas y cenas de líderes europeos como pantagruélicas comilonas que incluyen copa y puro. La imagen de agencia con la que abrían esta mañana los principales periódicos españoles presenta una escena en las antípodas de ese estereotipo. El Primer Ministro griego Yorgos Papandreu y el Presidente francés Nicolás Sarkozy observan cómo la canciller alemana Angela Merkel se sirve café de un termo en una mesa sobre la que se reparten galletas, fruta y zumo en tetra-brik. La fotografía no es inocente, y habrá quien vea en ella una calculada operación para trasladar la idea de que, por fin, la frugalidad teutónica se ha impuesto a la opulencia mediterránea. Sarkozy, de espaldas, oculta su expresión facial. Una escena así sería difícil de imaginar en El Elíseo. Y mucho menos en Versalles.

Fuente de la imagen y del pie de foto: http://www.ibtimes.com/

###