lunes, agosto 01, 2011

Vídeos con mucho interés

Mañana martes, 2 de agosto, termina el plazo para que el Congreso y el Senado de EE.UU. autoricen elevar el techo de deuda de la Administración norteamericana, situado actualmente en los 14,3 trillones de dólares, a fin de evitar la bancarrota del país. Los grupos de interés de uno y otro lado han intensificado una batalla audiovisual que se libra en Internet y en los mercados televisivos de diferentes estados. He aquí una pequeña muestra de los vídeos más impactantes.

“Off a cliff”, del sindicato de izquierdas Service Employees International Union


“Spenditol”, del conservador Concerned Women for America Legislative Action Committee


“Thread”, del grupo de derechas American Crossroads


El candidato demócrata Howard Dean y su movimiento de reforma Democracy for America (DFA) revelaron que Internet podía ser el medio ideal para el empoderamiento de las candidaturas y grupos insurgentes animados por un contexto social propicio (guerra de Irak). Ahora hay un nuevo movimiento rebelde (el Tea Party) ayudado por un nuevo clima social (oposición al intervencionismo estatal para salir de la crisis económica). La red parece ser el biotopo en el que se fortalecen los extremos, de izquierda o derecha, siempre que se dé un ambiente social adecuado.

Inclinaciones ideológicas aparte, lo que está claro es que uno de los mejores recursos para ganar espectadores es el humor. Destacan como ejemplos de buenas prácticas el vídeo de Spenditol (ver arriba) y el del presidente del grupo Americans United for the Separation of Church and State, el azote de los republicanos teócratas, que tiene la sorna suficiente como para mover a la hilaridad:

“I'm not a Cowboy”, del grupo Americans United for the Separation of Church and State


Un fenómeno a destacar es el de los vídeos apócrifos. Es el caso de un durísimo embate visual, lleno de palabras malsonantes, contra el sindicato de empleados públicos AFSCME (American Federation of State, County & Municipal Employees), que la oficina del congresista republicano Eric Cantor envió en un e-mail como respuesta a los vídeos que dicho sindicato había circulado criticando su postura contraria a los planes de estímulo de Obama. Finalmente, el jefe de prensa de Cantor tuvo que pedir disculpas por el mal chiste.

Los buenos modales, también en la comunicación política, nunca sobran.

###