miércoles, noviembre 05, 2008

Obama, el nuevo Reagan

Obama quiere ser el nuevo Reagan. Lo dijo él mismo en un polémico vídeo que su equipo de campaña consiguió neutralizar hábilmente. Quiere ser un presidente transformador, como lo fue el difunto actor de Hollywood, quien a pesar de ser un destacado gobernador en California, nació en Illinois, el estado que eligió a Obama senador. El amanecer americano (morning in America) de Reagan quedó sutilmente cristalizado en el logotipo de Obama, con una enorme O anunciando un nuevo horizonte.

El senador de Illinois ha sorprendido en muchos aspectos. En contra de todo augurio, no se desinfló durante la campaña, sino que se creció y respondió ante cada desafío. Su retórica tiene mucho de predicador (la emoción nubla la razón) pero en varios discursos (entre ellos el famoso speech sobre la raza) y en la notable, casi sobresaliente, prosa de sus dos best-sellers (Dreams from my father y The audacity of hope) nos hemos encontrado a un líder articulado, con capacidad para pensar, analizar y comunicar. Sus propuestas para sacar a América de la crisis no han sido mucho más explícitas que las de McCain, pero al menos sabemos que estará rodeado de un buen equipo de asesores.

Obama, por su propia condición de hombre mestizo y cosmopolita, representa mejor la América del siglo XXI que McCain. El veterano de Vietnam apuntaba al pasado: Su metáfora era la de la fortaleza -“our country first” fue su lema electoral- y su vicepresidenta Palin era un guiño a la América más conservadora e insular, la América del small-town living.

Obama, como Reagan, es optimista y pragmático. Le achacan falta de experiencia, pero su conocimiento de la política en Chicago, menos violenta que en los años 20 pero igual de sucia, será el mejor entrenamiento para sus futuros tira y afloja con Irán, Rusia, y demás adversarios en la política internacional.

En cuestión de comunicación política, Obama tendrá que dar nuevos incentivos a sus seguidores a fin de no dejar morir la extraordinaria red de apoyo que ha creado. Hay quien se pregunta si Obama será no sólo el candidato-red, sino el gobernante-red, creando nuevas herramientas de interacción entre gobierno y ciudadanos. Lo veremos. Por ahora, Obama tiene enormes desafíos ante sí, entre ellos el de sobrevivir a su propio mito.

Technorati Tags: ,, , , ,.