sábado, diciembre 02, 2006

Teles globales

Desde el pasado 15 de noviembre, Al Jazeera English, la versión angloparlante del famoso canal árabe, emite para una audiencia que se estima próxima a los 40 millones de personas. En un contexto en el que las televisiones occidentales se consideran demasiado próximas a los gobiernos y poco sensibles a lo que ocurre en las regiones menos favorecidas del globo, Al Jazeera se presenta como una alternativa al presunto sesgo pro-occidental de otros canales globales como CNN International o BBC World.

El canal qatarí propone favorecer la presencia de periodistas nativos de los lugares donde se originan las noticias. “Los africanos nos contarán las noticias de África, y los asiáticos las de Asia”, dice en declaraciones a The Guardian Sue Phillips, jefa de la redacción de Al Jazeera en Londres (citada por Gibson y Rattansi, 13 de noviembre de 2006). Este deseo, que siempre nos pareció cuestionable -los mejores historiadores de cualquier país suelen ser nativos de otras naciones- sigue fielmente las recomendaciones del clásico Informe McBride de 1980, en el que la UNESCO lamentaba el “paracaidismo periodístico” de los corresponsales internacionales.

El despliegue de Al Jazeera English es ambicioso: Redacciones centrales en Washington, Londres, Doha y Kuala Lumpur; 18 redacciones por todo el mundo, 60 si contamos las que ya tiene el canal que emite en árabe; alrededor de 500 trabajadores, entre los que encontramos estrellas de la televisión occidental como el inquisitivo entrevistador Sir David Frost, un antiguo periodista del programa Nightline de la ABC, Dave Marash, y un ex presentador de la BBC, Rageh Omaar, entre otros.

¿Ofrecerá Al Jazeera un saludable reequilibrio en el flujo internacional de la información? ¿O se convertirá en un peligroso mecanismo de propaganda anti-occidental? Tanto delante como detrás de las cámaras, Al Jazeera English está poblada de periodistas y gestores procedentes de los mismos canales occidentales a los que pretende hacer la competencia. Ese detalle podría tranquilizar a los que sólo conocen Al Jazeera por airear los vídeos de Bin Laden. Hugh Miles, autor de un libro sobre la cadena, sostiene que el historial del canal qatarí es lo suficientemente respetuoso con los valores periodísticos y democráticos como para merecer una buena acogida en los hogares occidentales. “Los programas de Al Jazeera sobre la política occidental han hecho más por informar a los árabes sobre la democracia que cualquier otro país o canal de televisión” (Hughes, Julio/Agosto 2006).

El pedigrí periodístico de Al Jazeera se presta a debate. En el bando defensor, Hughes afirma que la cadena es temida por igual en Washington que en los países autoritarios de Oriente Próximo. Asegura que ofrece un pluralismo de opiniones jamás visto en el mundo árabe, incluyendo frecuentes entrevistas a políticos israelíes y críticas al propio dueño de la cadena, el emir de Qatar. En un estudio comparativo de la cobertura de la guerra de Irak en cinco cadenas americanas (ABC, CBS, NBC, CNN, Fox News) y en la propia Al Jazeera, Aday, Livingston y Hebert (2005) concluyen que el canal árabe ofreció una versión más equilibrada de la guerra que Fox News.

Los críticos de Al Jazeera sostienen, sin embargo, que el canal es incondicionalmente pro-palestino y alimenta la desconfianza hacia occidente, especialmente hacia Estados Unidos (Manly, 26 de marzo de 2006). Tras analizar la manera en que Al Jazeera informó sobre la prohibición del velo islámico en las escuelas francesas, Cherribi (2006) sostiene que el canal árabe no es neutral: “Es un canal de noticias religioso que permite la emisión ocasional de programas liberales o neutrales.” En opinión de este autor, la primacía que Al Jazeera otorga a las opiniones de los líderes religiosos islámicos hace que su reflejo occidental sean los canales religiosos cristianos y no las televisiones laicas como CNN.

Sean motivadas por un espíritu periodístico, comercial, o cultural, las ambiciones globales de Al Jazeera no son exclusivas de un rico emir con vocación ecuménica. El presidente venezolano, Hugo Chávez, es el principal impulsor de Telesur, canal en español nacido en julio de 2005 con la intención de dar voz a aquellos que tradicionalmente no la tienen. Noble propósito que comparten los ejecutivos de Rusia, Irán, Singapur... y Francia. Los tres primeros cuentan ya con canales internacionales en inglés (de más que discreto impacto social) y la República Francesa se dispone a imitarlos, financiando a golpe de talonario estatal el canal por satélite France 24, cuyo objetivo parece ser el de ofrecer al mundo una visión francesa (¿y europeísta?) de la actualidad internacional (The Economist, 2 de diciembre de 2006).

Controles gubernamentales aparte, el enriquecimiento de la oferta de noticias internacionales tiene la virtud de reavivar la lucha por el control global de los flujos informativos. Es la nueva Guerra Fría de la comunicación, pero multipolar en vez de bipolar. No encontraremos buen periodismo, pero al menos podremos contrastar visiones culturales y políticas sobre un mismo hecho. Los sesgos, lo que se calla y lo que se exhibe... todo es información valiosa para el ojo atento. Que siga el espectáculo.


Referencias:

Aday, Sean; Livingston, Steven; y Hebert, Maeve. 2005. “Embedding the truth: A cross-cultural analysis of objectivity and television coverage of the Iraq war.” The Harvard International Journal of Press/Politics, 10(1): 3-21.

Cherribi, Sam. 2006. “From Baghdad to Paris: Al-Jazeera and the veil.” The Harvard International Journal of Press/Politics, 11 (2): 121-138.

The Economist. 2 de diciembre de 2006. “Global news channels: Everybody wants one now”, pp. 70-71.

Gibson, Owen, y Rattansi, Afshin. 13 de noviembre, 2006. “Look East.” The Guardian.

Manly, Lorne. 26 de marzo, 2006. “Translation: Is the whole world watching?The New York Times.

Miles, Hugh. Julio/Agosto 2006. “Think again: Al Jazeera.Foreign Policy.


Para saber más:

Lynch, Marc. 2006. Voices of a new Arab public: Iraq, Al Jazeera and a Middle East politics today. New York: Columbia University Press.

Miles, Hugh. 2005. Al Jazeera: The inside story of the Arab news channel that is challenging the West. New York: Grove Press.

Portal de la Comunicación. 2005. “XXV Aniversario del Informe MacBride: Comunicación international y políticas de comunicación.” Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC) e Institut de la Comunicació de la Universitat Autònoma de Barcelona (InCom-UAB).


Tags: , , , , , .

2 comentarios:

Adriano dijo...

Sólo quería comentarle que me parece interesantísimo este artículo en particular, y el blog en general. Lo agrego a mis favoritos.

PROFESOR COCCA dijo...

AMOS JUAN COMENIUS
PAULO FREIRE
PROFESOR EDUARDO MARCELO COCCA jpg

Titulo
El Profesor Universitario
Autor
Eduardo Marcelo Cocca
Resumen
Debemos tener en claro, si queremos una educación universitaria artesanal, amateur, o una educación en manos de verdaderos profesionales de hecho y de derecho, como corresponde y nos merecemos, y sobre todo en un país en serio, donde debe reinar por encima de todo el Estado de Derecho, al todos debemos propender para que su ejercicio, no sea una expresión de deseos, sino una realidad, a la que todos sin ninguna duda aspiramos.
Lo habitual, tanto en universidades publicas como privadas y con la anuencia de sus autoridades, los Profesores Universitarios, son solamente de hecho, detentan una carrera de grado y tanto ellos como las autoridades, consideran suficiente merito para habilitarlos como profesores, en abierta contradicción con las leyes que regulan el ejercicio de la profesión, L.E.S. Art.. 36, Código Penal, etc.
Palabras claves
Usurpación de Titulo, Profesor Universitario, Estado de Derecho
Fecha de envío
24/11/06
Fecha de recepción
24/11/06
Introducción
Desde un punto de vista estrictamente jurídico estamos frente a una flagrante violación de la ley, delitos penales incluidos, creo que no es necesario recordar que todo ciudadano tiene obligación de conocer la ley, ni que decir si se trata de letrados.
Desgraciada y alegremente tanto participes necesarios, como autoridades que nombran en estos puestos, están incursas en el delito, recordar el CP, cuando nos dice aquel que designe a alguien sin titulo suficiente, podemos cerrar los ojos o mirar para otro lado, tal como hemos hecho hasta ahora,pero después nonos quejemos de los resultados o busquemos chivos expiatorios en la escuela secundaria, cuando el verdadero problema, núcleo de esta cuestión es la universidad misma, que claro, manejada por amateurs y no verdaderos profesionales, titulados los resultados no pueden ser otros que los que se exhiben, lamentablemente.
Desarrollo
El Estado Nacional, a través del Ministerio de Educación otorga como corresponde, autorización a diferentes universidades publicas y privadas, el permiso para el post- grado de Profesor Universitario y posterior otorgamiento del titulo correspondiente, luego de cursada y aprobada la curricula especifica de la carrera.
Ahora bien, la gran mayoría de los profesionales que ejercen como docentes universitarios, salvo raras excepciones, carecen del titulo de Profesor Universitario.
El Profesor Universitario, cuando esta en clase frente al alumnado, no esta en calidad de abogado, juez, medico, ingeniero, etc., sino cumpliendo la función y desempeñando el rol de Profesor Universitario, y para lo cual y se cae de maduro que su carrera de grado no es suficiente para el ejercicio profesional como Profesor Universitario, tal como lo marca el sentido común y las regulaciones de las leyes.
Prima facie, estos profesionales, sin titulo de Profesor Universitario, estarían alcanzados por el Art.. 246.- inc.1.-Usurpación de Títulos.-del Código Penal, que dice:el que ejerciera o asumiere funciones publicas sin titulo.- Art., 247.- Según ley 24527.- Usurpación de Títulos,- Código Penal.- que dice: el que ejerciere actos propios de una profesión......, sin poseer titulo...... y luego dice: el que se arrogare grados académicos, títulos profesionales u honores que no le correspondieren.
La ley de Educación Superior N* 24521, Art.. 36, nos dice: los docentes de todas las categorías deberán poseer titulo universitario de igual o superior nivel a aquel en el cual ejercen la docencia.........,o sea que si ejercen como Profesor Universitario, tal como taxativamente lo marca la ley, deberán tener titulo de Profesor Universitario, además del titulo de la carrera de grado que lo habilita en la especialidad.
Las universidades otorgan el titulo de Profesor Titular, Asociado, Adjunto o Jefe de Trabajos Prácticos. Le recuerdo aunque parezca una verdad de Perogrullo, para acceder al titulo de Profesor Universitario, hay que cursar y aprobar una determinada curricula. La ley de Educación Superior, que la que norma, contiene y da marco legal a las universidades, ni aun en el párrafo referido a la autonomía universitaria, no dice en ninguna parte que estas puedan nombrar a cualquier profesional con titulo insuficiente como Profesor Universitario.
Desde el punto de vista del Derecho, supongamos que alguien que ejerce la profesión de Abogado, pero no sabe que es el Código Civil, ni quien fue Vélez Sarsfield, con toda seguridad ningún letrado aceptaría esta situación,sin embargo la mayoría de los Profesores Universitarios ( de hecho ), no saben quien fue Amos Comenius, ni que decir de su " Didáctica Magna ", o incluso mas en nuestros días, el colega Abogado y Pedagogo Paulo Freire, quizás el mas importante en la historia de la educación latinoamericana, con su celebre texto " La Pedagogía del Oprimido ".
El Profesor Universitario, tiene la obligación de conocer, perfecta y profundamente, las corrientes didácticas imperantes, para que de acuerdo con su leal saber y entender, y luego de todos los análisis pertinentes, se enrolaren en la corriente conductista, humanista, constructivista o mixta, o incluso alguna elaboración personal basada en conocimientos que los especialistas elaboraran día a día, para aquellos a los que de verdad nos importa la educación universitaria abrevemos.
Lo mismo sucede con cual es la metodología de enseñanza, que aplicaremos con el alumnado, será lineal, concéntrica o espiralada, el manejo de cualquiera de estas técnicas, debe ser algo tan habitual para el verdadero profesional, que cumple el rol de Profesor Universitario, como el hablar o escribir para cualquiera de nosotros.
Lo expuesto hasta aca, no llega a ser ni la punta del iceberg
Entonces señores de una vez `por todas a llegado el momento de ponernos los pantalones largos, y que asumamos como no puede ser de otra manera, que no se puede ejercer una profesión, ni ser un profesional de la misma sin titulo habilitarte.
Como colofón y para dejar palmariamente demostrado todo lo expuesto hasta aquí, digamos que todos los meses cobramos una limosna, a la que las universidades llaman sueldos, y las remuneraciones son en concepto de Profesor auxiliar, jtp, adjunto, asociado o titular, insisto a cualquiera de estas categorías llegaron por una varita mágica que los designo inmerecidamente contra de todas las leyes del sector incluso reitero el Código Penal, que en este caso no cumple su función preventiva como debería y todos estamos esperando el irrestricto cumplimiento de la norma
Conclusión
Seria deseable, que las autoridades competentes y dando un plazo de 24 o 36
meses, para que los actuales Profesores Universitarios de hecho, se conviertan en Profesores Universitarios de Hecho y de derecho, para orgullo propio y de toda la comunidad educativa.
Temas a debatir
Profesores Universitarios de hecho o de hecho y de Derecho
Profesores Universitarios Profesionales de la educación o amateurs de la educación universitaria
Bibliografia
Ley de Educacion Superior Nro. 24521
Codigo Penal Argentino

--
Posted by PROFESOR COCCA to PROFESOR COCCA at 11/25/2006 12:19:00 PM